Agro    Alimentación

Central Lechera Asturiana (Capsa Food) apuesta por las proteínas africanas de Baia Food para reducir el azúcar de los alimentos

La startup desarrolla la miraculina, una proteína que transforma el sabor ácido en dulce y que está categorizada por la UE como un nuevo alimento

22 OCT. 2020
4 minutos

Capsa Food quiere reducir la cantidad de azúcar de sus productos alimentarios. Para conseguirlo, ha puesto el ojo en una startup innovadora llamada Baia Food, que ha creado un modulador del sabor natural a partir de una nueva baya de origen africano. El grupo que aglutina marcas como Central Lechera Asturiana o Larsa se ha hecho con un 6% de la joven empresa para cumplir su propósito de "ofrecer productos y servicios que mejoren la salud y calidad de vida de las personas".

No es la primera vez que este grupo español de empresas lácteas se alinea con startups del sector alimentario (ya ocurrió con Raw Superdrink y Entomo Agroindustrial) para desarrollar nuevas propuestas de valor y reforzar su liderazgo en el mercado generando un impacto positivo.

¿Qué es lo que le ha llamado la atención de Baia Food? La empresa, que cuenta con el Sello Pyme Innovadora, tiene el objetivo de mejorar los hábitos alimentarios de la sociedad a través de una alimentación saludable a través de la reducción del consumo de azúcar. Así desarrolla la miraculina, un modulador del sabor natural categorizado como nuevo alimento por la Unión Europea, que tiene la capacidad de transformar el sabor ácido a dulce enmascarando sabores desagradables hacia una nueva experiencia en dulzor.

Esta proteína se obtiene de la Synsepalum dulcificum, una fruta originaria de África del Oeste (Ghana), y "constituye toda una apuesta por la ciencia y el conocimiento sobre los ingredientes". Su producción en origen se lleva a cabo con su socio local HPW, creando riqueza en el lugar donde se produce, dicen desde la empresa. El proceso se realiza de forma sostenible "utilizando energía solar y biogás" (residuo cero) y cuidando de la biodiversidad a través de un modelo de policultivo.

Actualmente, la miraculina está desarrollándose para poder ser utilizada como suplemento alimenticio en productos para la nutrición especializada lo que abre la puerta a la empresa láctea a continuar explorando proyectos más allá de la alimentación tradicional. También se presenta una oportunidad a futuro para que este ingrediente pueda ser incorporado en alimentos lácteos.

"La inversión que Capsa Food ha llevado a cabo en Baia Food pretende ir un paso más allá en la generación de alimentos y bebidas sin azúcar añadido que sean beneficiosos para la salud y sostenibles en todos los ámbitos", comentan desde la compañía. No se circunscribe únicamente a la inversión en el proyecto, ya que continuará sumando dentro de la estrategia puesta en marcha hace ya varios años por la empresa que tiene el foco en ofrecer productos sin E-s artificiales y en reducir o eliminar el azúcar en muchos de ellos.