Profesionales    Talento

De la línea de montaje a la línea de código de software

Seat apuesta por la “transformación del talento” y forma a operarios de su línea de producción con conocimientos de software para reconvertirles en programadores

11 NOV. 2020
5 minutos

Cinco operarios, cuatro meses y un proyecto que ejemplifica la transformación laboral e industrial en la que estamos inmersos y en la que el talento interno es fundamental. Se trata de programa para formar en software a estos trabajadores de la línea de montaje de Seat e incorporarlos como programadores júnior en SEAT:CODE. 

“Lo que pretendemos es demostrar que somos capaces de mover gente que está actualmente en la fábrica y cambiarles el rol, sus vidas y su futuro a través de la tecnología para que puedan aportar en un escenario diferente”, explica Carlos Buenosvinos, responsable de SEAT:CODE. 

Para inscribirse, los candidatos debían ser empleados de SEAT, tener interés por la programación y cierto nivel de inglés. Después, empezó un exhaustivo proceso de selección. “Lo que buscábamos es lo que siempre requerimos en SEAT:CODE, actitud. En lo que más nos fijamos es que les brillasen los ojos cuando hablasen de tecnología, de cambiar el futuro”, mantiene Buenosvinos.

Explica que, durante las entrevistas, uno de los candidatos contó que había diseñado un sistema propio de telemetría conectado con algunos coches que tenía que reparar y que otro había montado un sistema de WiFi independiente para geolocalizar carros en los talleres. Así es como fueron seleccionados, junto a Óscar Orellana, Adrián Hitos, Miguel Ángel Pablos, Óscar Lara y Pablo Pardo.

Óscar Orellana se dedica a colocar cinturones, traviesas y módulos de airbag en la planta de Martorell. “Entré hace nueve años a través de la Escuela de Aprendices y he ido desempeñando diferentes funciones en la línea de produción... ¡hasta hoy!”.

En el laboratorio de electrónica, Adrián comprueba por última vez que las máquinas funcionan correctamente. “Empiezo un nuevo rumbo tanto personal como profesional. Estoy orgulloso porque, entre todos los candidatos, he sido escogido”, sonríe satisfecho. Requisito: pasión por mover el futuro. “Siempre he soñado con ser programador, así que cuando supe del programa no lo dudé. Era mi oportunidad”.

Se trata de una formación de 16 semanas con profesores especializados en IT (Tecnologías de la Información) para formar a los candidatos en los conocimientos de software necesarios, tanto de front-end (interfaz de usuario) como de back-end (modo administrador). “Tengo algo de incertidumbre por el gran reto que se presenta ante mí”, asegura Adrián. “Estoy muy motivado, porque voy a encaminarme hacia uno de mis grandes objetivos”, añade, por su parte, Óscar.

Ismael Lara, responsable de Culture,Learning & Development de Seat, destaca que con este programa de formación se manda “el mensaje a todos los empleados de que contamos con ellos para los nuevos retos” e insistir en que las personas que “van a pasar por este proceso pueden ampliar su potencial de impacto en Seat”.

Por el momento, los primeros cinco trabajadores ya “están completamente preparados para trabajar como desarrolladores júnior, por ejemplo, de las aplicaciones de SEAT Mó o de software para optimizar la logística de la compañía”, asegura Lara. Les queda muy poco para saber si lo han logrado y entran a formar parte del equipo de SEAT:CODE. “Me siento capaz de formar parte de un equipo de programadores y estar a la altura”, asegura Adrián. “Aquí empieza mi futuro desarrollando aplicaciones y webs junto a SEAT”, concluye Óscar.