Finanzas    FINTECH

El emprendedor que decidió crear un banco

El cofundador y CEO de Qonto, Alexandre Prot, aplicó su experiencia con la banca para diseñar los servicios de una entidad en la que no existe el saldo negativo en la cuenta

07 OCT. 2020
8 minutos
El cofundador y CEO de Qonto, Alexandre Prot.
El cofundador y CEO de Qonto, Alexandre Prot.

En 2013, Alexandre Prot y Steve Anavi participaron en la fundación de una startup dedicada al cigarrillo electrónico. Es una historia anecdótica, porque enseguida la vendieron. Pero sacaron de ello una valiosa experiencia: "Nos dimos cuenta de que los bancos tradicionales no se enfocaban en los trabajadores autónomos, pequeñas y medianas empresas. Sólo se preocupaban por los consumidores. Era el caso de los bancos tradicionales y también de las nuevas fintech como Revolute, N26 y los bancos online en Europa. Nadie estaba ayudando a las pequeñas empresas", rememora Prot. 

Y así fue como ambos consideraron que "había espacio" para crear otro tipo de fintech. En 2016 fundaron Qonto, que es "una solución bancaria para pequeñas empresas. Hoy contamos con 100.000 autónomos y pymes que utilizan el producto en cuatro países: Francia, Italia, España y Alemania", explica a INNOVADORES Alexandre Prot, CEO del particular ‘neobanco’. Ni él ni Anavi habían trabajado jamás en el negocio bancario, de modo que partieron "de una página en blanco" para crear el banco para empresas del que habrían deseado ser clientes. 

Lanzaron el producto en Francia en 2017 y se expandieron en 2019 a España, Italia y Alemania. Lo que ofrece es "una cuenta corriente con tarjetas, transferencias y diferentes servicios como los de los bancos tradicionales, pero de una manera más amigable, más rápida. Es más fácil operar la cuenta, y más eficiente para llevar la contabilidad y administrar las finanzas del equipo", explica.

El reclamo más llamativo de Qonto es que asegura que "ayuda a gestionar la contabilidad" empresarial."Sí…", confirma Prot. "Para contabilizar hay dos pasos. El primero, que consume mucho tiempo, es hacer coincidir los pagos o transacciones en las cuentas bancarias con la información de facturas y recibos. Qonto funciona un poco como una cuenta de Gmail o Hotmail. Por cada transacción puede tener un archivo adjunto, un PDF o JPEG, que es el recibo, la factura o el comprobante de pago que se utilizará para la contabilidad. Puede adjuntarlo desde el portátil o el móvil, agregándolo a la transacción como lo haría en un correo electrónico". 

Lo aclara con un caso práctico: "Estás en un restaurante y has invitado a un cliente. Pagas con tu tarjeta Qonto. En tiempo real recibes una notificación en el móvil, que sólo indicará que pagas 50 euros en el restaurante… Haces clic en la notificación, se abre la cámara, haces foto del recibo y nuestro sistema extraerá automáticamente el IVA que está incluido en los 50 euros, para que, como empresa puedas reclamarlo o descontarlo. La imagen se adjunta automáticamente a la transacción y esta se etiqueta, con análisis inteligente, como un ‘gasto de restaurante’. Y no tienes que pasar los gastos a final del mes, o a la semana… ya sabes: encontrar el papel, abrir una hoja de cálculo, explicar lo que gastas y cuándo…" 

El CEO de Qonto concluye que "todo está integrado en la herramienta", así que el empleado ahorra tiempo y "también el equipo de finanzas que debe revisar y verificar la contabilidad. Todo está bajo control: la transacción, copia de la factura, el IVA ya preparado, etcétera. Así hacemos más rápida y fácil la contabilidad para las pymes".

La fintech tiene licencia como entidad de pagos, lo que le permite "hacer casi todo lo que un banco, excepto la parte de crédito. Podemos tener cuentas, transferencias, tarjetas… pero no hacer préstamos. Todavía". Y, relacionado con esto, "no se puede tener saldo negativo en nuestra cuenta. Si un cliente tiene 1.000 euros, sólo puede gastar 1.000 euros, no más".

En cuanto al modelo de negocio de Qonto: "Tenemos tres canales de ingresos. El primero es el abono mensual. Nuestros clientes pagan 9 euros, 29 o 99, dependiendo del tamaño de la empresa y las prestaciones que quieran. La segunda parte es que, en los pagos con tarjeta de nuestros clientes con su Qonto MasterCard, obtenemos una pequeña comisión de MasterCard. Y lo tercero son asociaciones con algunas otras empresas. Por ejemplo, con iZettle, que hace lectores de tarjetas para taxis y tiendas pequeñas. Es un dispositivo conectado al teléfono para cobrar. Supongamos que tenemos una cuenta de cliente con un taxista, que quiere cobrar con tarjeta en su taxi y nos pregunta si disponemos de un lector. Los bancos que lo tienen cobran por eso. Nosotros mismos no lo hacemos, pero si le enviamos el lector de nuestro socio iZettle, cada vez que lo usa, obtenemos una pequeña comisión. Son ingresos adicionales".

IA: datos para entender mejor a los clientes Buena parte de la tecnología que Qonto utiliza la desarrolla «en casa», aunque también cuenta con «socios en temas específicos». En el neobanco trabajan «250 personas de las que aproximadamente 100 son equipos de tecnología y producto, que trabajan a diario para agregar nuevas características y servicios, además de mejorar las existentes». Prot ve a la IA todavía incipiente, pero cobrará mucha más fuerza: «Usamos datos para comprender mejor a nuestros clientes, brindarles mejor servicio y hacerlo más seguro y más sólido. Como institución financiera, para luchar contra el fraude la plataforma ha de ser lo más segura posible».