Finanzas    Computación cuántica

El faro mundial de la computación cuántica en fintech es español

Multiverse Computing, con sede entre San Sebastián y Toronto, asienta las bases de esta tecnología para optimizar las carteras de inversión de los bancos

11 NOV. 2020
8 minutos
Alfonso Rubio-Manzanares, cofundador de Multiverse, en un evento de Bankia Fintech by Innsomnia.
Alfonso Rubio-Manzanares, cofundador de Multiverse, en un evento de Bankia Fintech by Innsomnia. / Vicent Bosch

Hay que mirar al futuro. La tecnología está demostrando su potencial para resolver las nuevas incógnitas que se plantean. Y, entre esta serie de herramientas avanzadas, hay una que abre la puerta a aplicaciones con un impacto inimaginable: la computación cuántica. Los socios de la española Multiverse Computing llevan dos años investigando esta nueva forma de entender el mundo. Hoy se han convertido en el faro mundial sobre cómo aprovechar las ventajas de los cúbits en las finanzas. Grandes bancos ya confían en ellos.

Román Orús, Samuel Mugel, Enrique Lizaso y Alfonso Rubio-Manzanares vienen de ámbitos tan dispares como la Física, los negocios o la banca. Coincidieron hace un par de años en la Quantum World Association, un grupo de trabajo para explorar la computación cuántica en las finanzas. La ‘magia’ surgió sola. Publicaron un artículo sobre el tema que, inmediatamente, se convirtió en una "referencia mundial". Su trabajo llamó la atención de bancos de medio globo, así que la constitución de Multiverse Computing era el camino más lógico.

¿Cómo logró ese éxito tan meteórico? "Nos dimos cuenta de que había un galimatías", afirma Orús a INNOVADORES. En aquel momento, no existían muchas publicaciones sobre la aplicación cuántica en las finanzas y "cada uno tenía una opinión distinta". "Llegamos nosotros y pusimos orden". A partir de entonces, su artículo se ha considerado como un punto de partida en esta aplicación.

La startup, que acaba de levantar una ronda de financiación, comparte su hogar entre San Sebastián y Canadá. "Poco después de montarla, nos invitaron a formar parte de la única aceleradora de startups de computación cuántica del mundo, Creative Destruction Lab, que está en Toronto", recuerda Orús a INNOVADORES. Cuando desembarcaron en el país, ya eran "famosos". "Todos habían leído nuestro artículo", comenta el cofundador.

Para ellos, suponía una bocanada de aire fresco. "Todo el ecosistema de computación cuántica está en Toronto y, de repente, teníamos acceso a los mejores proveedores de hardware, a las principales compañías que están desarrollando procesadores cuánticos y a inversores de alto nivel".

Multiverse Computing está enfocada únicamente en el sector financiero. "De todas las aplicaciones prácticas de la computación cuántica, al menos en estas primeras etapas, la más importante es las finanzas", comenta Orús. Al final, todo se reduce a números y simulaciones y aquí, los algoritmos cuánticos tienen mucho que aportar. Hoy ya lo hacen, pero son mejorables. "Las decisiones de inversión de los fondos más importantes del mundo no las toma una persona, sino un algoritmo", dice. "De hecho, cuatro de los cinco fondos más importantes toman decisiones automatizadas".

La tecnología española ofrece soluciones a cuestiones "intratables" por los sistemas convencionales. La computación cuántica, principalmente, aporta más precisión o más rapidez. El equipo de Multiverse identificó tres tipos de problemas que, con los primeros procesadores cuánticos que saldrán al mercado en cinco o seis años, pueden mejorarse. Ahora desarrolla herramientas de software para entidades financieras en dos áreas: el machine learning cuántico (que lleva algoritmos de la inteligencia artificial a los procesadores cuánticos) y la optimización.

Por ejemplo, en optimización existe una serie de problemas relacionados con la optimización de la cartera de inversión o el cálculo del retorno óptimo en el tiempo (para cambiar la composición de cartera de inversión y maximizar el retorno), de scoring o detección de fraude. La forma de abordarlos con computación cuántica es diferente a la tradicional. "Se usan bits cuánticos, la manera de programar, las librerías o las funciones son distintas".

Aunque todavía quedan unos años para que estén disponibles los procesadores cuánticos, la startup trabaja en el llamado quantum inspired, que se basa en utilizar métodos nuevos en ordenadores clásicos, que ya pueden implementarse. Por eso, Multiverse ya cuenta con clientes, como es el caso de BBVA. Con ellos, ha terminado las pruebas de concepto de un proyecto de optimización de carteras de inversión que ha resultado "muy exitoso". "Hemos sido los primeros del mundo en hacerlo con datos reales en ordenadores cuánticos con tecnología inspirada en computación cuántica", indica.

También ha formado parte de la quinta edición de Bankia Fintech by Innsomnia, donde  ha concluido con éxito una prueba de concepto y Bankia ya ha empezado a utilizar su tecnología para mejorar la rentabilidad en la gestión de carteras de inversión.