Agro    Sostenibilidad

El metano de las vacas y el calentamiento global se pueden entender

Un libro blanco de investigadores de la Universidad California Davis incide en que el metano dura 12 años en la atmósfera y no cientos como el CO2

18 SEP. 2020
5 minutos
Frank Mitloehner, investigadore de la UC Davis.
Frank Mitloehner, investigadore de la UC Davis. / Joe Proudman / CLEAR Center.

Investigadores del Clarity and Leadership for Environmental Awareness and Research Center de la Universidad de California Davis han publicado un libro blanco en el que analizan el impacto del metano que emiten las vacas de California en el calentamiento global. Su tesis es que el metano dura 12 años en la atmósfera y no cientos como el CO2, con lo que se puede trabajar en las granjas en busca de la neutralidad climática.

Según este documento técnico, el metano (CH4) es un potente gas de efecto invernadero que es de 25 a 28 veces más fuerte que el dióxido de carbono (CO2), el principal gas de efecto invernadero que impulsa el cambio climático en California, pero la forma en que influye en el calentamiento real es muy diferente. 

“Hemos analizado el metano de manera incorrecta cuando se trata de reducir el calentamiento”, señala Frank Mitloehner, profesor de la UC Davis y uno de los autores de este documento. “Si bien es más potente que el dióxido de carbono, el gas de efecto invernadero más común, el metano es un contaminante climático de corta duración que permanece en nuestra atmósfera durante aproximadamente 12 años antes de que se descomponga y elimine”, explica el investigador. 

¿Y cómo puede afectar esto a las granjas lecheras? Según los investigadores, las medidas que están adoptando las granjas van en el sentido correcto. Se examinó la producción lechera histórica del estado de California y se refleja que ya han estabilizado las emisiones de metano, lo que constituye un paso fundamental para lograr la neutralidad climática y los objetivos climáticos mundiales.

Los investigadores explican que, a medida que las lecherías continúan logrando más reducciones de las emisiones de metano, pueden crear un calentamiento negativo, también llamado enfriamiento. Solo el estado de California es responsable de alrededor del 1% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial, pero su sector agrícola solo es responsabl del 8% de las emisiones de este estado.

En definitiva, la cantidad de metano emitida por las lecherías de California es menor hoy que en 2008. “Las granjas lecheras de California están agregando menos metano hoy que hace 12 años, lo que significa que se está descomponiendo más metano del que se está emitiendo a la atmósfera. Según el Departamento de Alimentos y Agricultura de California, las centrales lecheras de California están implementando proyectos que generarán una reducción del 25% de las emisiones de metano relacionadas con el estiércol desde 2013.

Reducir las emisiones de metano y lograr la neutralidad climática no es una tarea fácil, destaca otro de los autores de este libro blanco Ermias Kebreab. California se encuentra entre los productores más eficientes de leche y productos lácteos, y su huella de carbono en el ciclo de vida es una de las más bajas de cualquier región del mundo.

Es un documento publicado por los profesores de UC Davis Frank Mitloehner, Ph.D. Ermias Kebreab, Ph.D. , junto con Michael Boccadoro, director ejecutivo de Dairy Cares. La publicación examina la literatura reciente de los principales científicos del clima y sus implicaciones para el sector lácteo de California.