Actualidad    Premio Nobel

El Nobel de Química 2020 deja fuera al padre de la edición genética, el español Francis Mojica

El galardón reconoce a Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna por desarrollar un método para la edición genética, pero fue Mojica quien quien sentó las bases de la técnica CRISPR

07 OCT. 2020
3 minutos
Francis Mojica sentó las bases de la técnica CRISPR.
Francis Mojica sentó las bases de la técnica CRISPR.

El Nobel de Química 2020 ha recaído en Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna por desarrollar un método para la edición del genoma, pero deja fuera al que todo el mundo considera "el padre" de esta herramienta y quien sentó las bases de la técnica CRISPR, el español Francis Mojica.

"Y el Premio Nobel de Química 2020 va finalmente para Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna por desarrollar un método para la edición genética. Se premian las CRISPR, pero no se reconoce la contribución esencial de Francis Mojica", ha dicho el investigador del Centro Nacional de Biotecnología Lluís Montoliu en su cuenta de Twitter.

El microbiólogo de la Universidad de Navarra Ignacio López-Goñi también se hizo eco de la noticia del Nobel para Charpentier y Doudna con un tuit en el que señalaba lacónicamente: "Pues vaya, qué decepción!", en clara referencia a la no inclusión de Mojica entre los premiados.

Mojica lleva años en las quinielas de los premios Nobel y la herramienta molecular que hoy distinguen estos galardones está inspirada en un descubrimiento hecho por el investigador español sobre el sistema inmunológico de las bacterias y cómo estas se defienden de los virus.

Este investigador de la Universidad de Alicante es el primer español que logró el Premio Albany (el más prestigioso galardón de medicina de los Estados Unidos después del Nobel).

La técnica CRISPR también fue premiada con el Premio Princesa de Asturias en 2015, que fue otorgado a las hoy nobeles Charpentier y Doudna.

Las dos bioquímicas fueron galardonadas con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica por desarrollar "una tecnología que permite editar genomas de manera sencilla y precisa, y manipular el ADN de plantas, animales y humanos", destacó entonces la institución española.