I + D    Energía

Energía limpia e ilimitada a partir del grafeno

Un equipo de físicos de la Universidad de Arkansas ha desarrollado un circuito capaz de capturar el movimiento térmico del grafeno y convertirlo en corriente eléctrica

3 minutos
Uno de los chips que está desarrollando la Universidad de Arkansas.
Uno de los chips que está desarrollando la Universidad de Arkansas. / Innovadores

Las propiedades del grafeno no dejan de sorprendernos. Este material –al que muchos consideran la piedra filosofal de la nanotecnología– es capaz incluso de refutar las teorías de los más grandes físicos de la Historia, como Richard Feynman.

El premio Nobel de Física, que describió como se movían las partículas subatómicas, defendía que el movimiento térmico de los átomos (el movimiento Browniano) no puede funcionar. Ahora se ha descubierto que la ondulación del grafeno genera un fenómeno físico a escala atómica que podría aplicarse como una forma de producir energía barata y prácticamente ilimitada.

La revista Physical Review E acaba de publicar un estudio de la Universidad de Arkansas en el que demuestran cómo se puede construir un circuito capaz de capturar el movimiento térmico del grafeno y convertirlo en una corriente eléctrica limpia e inagotable.

Paul Thibado, profesor deFfísica e investigador principal en el descubrimiento, asegura que este circuito de recolección de energía basado en grafeno “podría incorporarse a un chip para proporcionar una potencia limpia, ilimitada y de bajo voltaje para pequeños dispositivos o sensores".

El descubrimiento se produjo mientras el equipo observaba las vibraciones del grafeno a temperatura ambiente. El movimiento térmico del grafeno induce de hecho una corriente alterna (AC) en un circuito. Decidieron entonces aplicar dos diodos a esa estructura de grafeno. De esta forma consiguieron convertir la corriente alterna (AC) en una corriente directa (DC). Al tener dos diodos en oposición, consiguieron que la corriente fluya en ambos sentidos produciendo una corriente de corriente continua (CC).

El siguiente objetivo del equipo es determinar si la corriente continua se puede almacenar en un condensador para su uso posterior, un objetivo que requiere miniaturizar el circuito y modelarlo en una oblea de silicio, o chip. Si millones de estos pequeños circuitos pudieran construirse sobre un chip de un milímetro por un milímetro, podrían servir como un reemplazo de una batería de baja potencia.