Entre Bits y Chips    Estrategia empresarial

Gane quien gane en EEUU, Huawei mantendrá su estrategia

No hay vuelta atrás. Siga o no Trump en la Casa Blanca, el camino de Huawei hacia la construcción de su propio sistema no tiene vuelta atrás.

5 minutos
Pablo Wang ha sido country manager de Huawei España los últimos siete años.

Huawei cruzó su Rubicón forzado por las circunstancias. Cuando la Administración Trump incluyó al gigante chino en su Entity List -una lista que recoge las compañías no estadounidenses (también incluye gobiernos, individuos, instituciones científicas) que podrían emplear hardware o software "made in USA" contra los intereses de Estados Unidos- y prohibió a Google, entre otros, comerciar con Huawei, no le quedó más remedio que buscar su camino.

Su respuesta ha sido ir construyendo su propio ecosistema, crear los servicios móviles de Huawei (HMS) en lugar de los de Google, montar en tiempo récord la tienda de aplicaciones App Gallery, en lugar de Google Play e ir clonando aplicaciones y atrayendo a compañías de todo el mundo, pero con la mirada puesta en lo local, en qué se quiere en cada país. 

En España, han ido incorporando a la Banca, las grandes compañías (Iberia, Renfe...), entidades de salud, administraciones públicas... Hoy es probable que un usuario medio de móviles Android no eche nada en falta en un terminal e Huawei, ni tan siquiera para manejar una Conga, el robot aspirador de Cecotec.

Hoy Huawei anunciaba la llegada a las tiendas en reserva su nuevo buque insignia, el Mate 40 Pro, pero la pregunta era obligada: ¿qué pasará si la nueva Administración de Estados Unidos cambia de criterio, se relajan las tensiones comerciales y se saca a Huawei de la Entity List?

Ramiro Larragán, director de maketing de consumo de Huawei, fue claro: "Seguiremos nuestro camino". "Lo iniciamos obligados por las ciscunstancias, pero ahora estamos decididos a continuarlo". 

Pocas compañías habrían sido capaces de sobrevivir al reto y, a la vez, acometer una transformación que afecta también a la forma de vender, a la relación con el usuario de su marca.

Y es que el camino de Huawei no pasa solo por crear su propio ecosistema, su estrategia 1 + 8 + N, sino que buscan una forma de relación diferente con el cliente. Por eso, el plan de abrir nuevas tiendas avanza. En breve en Madrid serán cuatro, dos en Barcelona, otra en La Coruña, una en Bilbao... Y exploran diferentes espacios: a pie de calle, en centros comerciales, en espacios como FNAC... La idea no es vender un terminal, sino mostrar los escenarios de uso.

Despedida de Pablo Wang

El acto se convocaba fundamentalmente por la disponibilidad del Mate 40 Pro -a partir de hoy se puede reservar, pero llegará el 22 de noviembre a un precio de 1.199 euros-, pero por un lado las elecciones en Estados Unidos y por otro la despedida de Pablo Wang lo han dejado en segundo plano.

Tras 15 años en Huawei España, siete de ellos como country manager, Pablo Wang se marcha como vicepresidente de ventas de West Europe (nueve países, entre ellos España). Tanto tiempo en un país y tanto tiempo en el mismo cargo es una rareza en esta compañía china. Lo cierto es que, desde que comenzó su intervención de esta mañana, Pablo no era el mismo. Es verdad que estaba sonriente, que hablaba en tono distendido, que introducía alguna anécdota en el discurso... pero no era el mismo. Algo le pasaba. O más bien le pesaba. "Mi mujer es española. Tengo dos hijos españoles. Soy del Atleti. Tengo el corazón partío...".

Le sustituye, se le había olvidado decirlo, Fred Wang, que ha ocupado el mismo puesto de country manager en Rumaría y en Austria, que llegará "antes de Navidad".