Salud    Biotech

Hacia la medicina de precisión: modificar proteínas para conseguir biomarcadores

Investigadores de la UA trabajan en el proyecto europeo eProt con el objetivo de desarrollar dispositivos bioelectrónicos, implantables, sostenibles y eficientes

11 NOV. 2020
4 minutos
Reyes Calvo lidera el equipo de trabajo de la Universidad de Alicante del proyecto de investigación eProt.
Reyes Calvo lidera el equipo de trabajo de la Universidad de Alicante del proyecto de investigación eProt.

Cada paciente tiene una respuesta diferente a la enfermedad y a los tratamientos. Por eso la investigación biomédica persigue acercarse a la medicina de precisión con la medicina personalizada. De ahí la importancia de contar con dispositivos que controlen en todo momento la salud y la evolución de un paciente, desde medir determinados parámetros hasta conseguir la dispensación controlada de los fármacos.

Nace así el proyecto de investigación eProt, en el que participa un equipo de la Universidad de Alicante (UA) que ha sido seleccionado en la convocatoria FET Open (Future and Emerging Technologies) del programa H2020. Una investigación que persigue desarrollar dispositivos bioelectrónicos con materiales basados en proteínas que se podrían colocar sobre o bajo la piel o en la ropa para un mejor control del paciente.

Investigadores de Física Aplicada de la UA se ocupan especialmente de conseguir que las proteínas sean conductoras de electricidad y con ellas fabricar materiales con los que construir estos “wearables”. De esta manera se obtendrían dispositivos bioelectrónicos, implantables, sostenibles y eficientes para la medicina de precisión.

"En nuestro proyecto planteamos la posibilidad de construir prototipos de estos dispositivos totalmente basados en biomateriales que son por definición biocompatibles y más sostenibles en su producción que otros materiales en uso en electrónica” señala Raquel Calvo, investigadora de la UA. “Tanto el circuito electrónico en sí, como la parte de almacenaje de energía (todos estos dispositivos requieren de alimentación), se haría con distintas modificaciones de las proteínas en las que se basan estos materiales funcionales", de tal forma que se seleccionarán las proteínas con propiedades óptimas para ser integradas en distintos dispositivos electrónicos biocompatibles, como, por ejemplo, en baterías implantables de pequeño tamaño autónomas en cuanto a energía se refiere.

El proyecto eProt, en el que participan instituciones de cinco países europeos, nace de la colaboración de tres investigadoras españolas: Reyes Calvo (UA), y, desde el País Vasco, Maica Morant, (CIC Energigune) y Aitziber L. Cortajarena (CIC biomaGUNE), quien coordina el proyecto.

Como funcionarán los dispositivos

Adheridos al cuerpo, son capaces de medir la temperatura corporal, la humedad del organismo, el flujo de aire, las constantes vitales, la actividad cerebral o el nivel de calidad de sueño.

Dispositivos ultrafinos y transpirables, permiten realizar un largo seguimiento al paciente sin que resulten molestos. Los nuevos dispositivos bioeléctricos del programa eProt añaden la ventaja de que al estar elaborados con proteínas modificadas siempre serán biocompatibles.