Entre Bits y Chips    Presentación mundial

Huawei sigue adelante hasta que pase la tormenta

La presentación de la serie Mate con los procesadores Kirin 9.000 ha llegado acompañada de mejoras en la interfaz EMUI 11, equipos de audio, gafas inteligentes, reloj con diseño Porsche... Toda una declaración de intenciones.

26 OCT. 2020 - Madrid
12 minutos
Huawei Watch GT2 Pro Porsche Design.

Temo a Richard Yu, el jefe de la división de consumo de Huawei. Me atrevería a decir que lo tememos todos los periodistas que cubrimos este tipo de lanzamientos. Es incontenible, y no hay quien le convenza de que una presentación de productos, por más global que sea, debería durar 30-45 minutos. Pero es fácil que esté en el escenario presentando móviles, relojes, equipos de sonido, novedades de sistema operativo, procesador... más de una hora. 

También es cierto que tiene que hablar de muchas cosas. De todas las que he enumerado en el párrafo anterior y alguna más. Y que tiene más de un motivo para defender a su compañía en esta situación de guerra comercial Trump-China (veremos qué pasa dentro de unos días con las elecciones en Estados Unidos).

El  plato fuerte de la jornada era la serie Mate 40 Pro, el buque insignia de verdad, por encima de la serie P. Podría ser el equivalente a los Note de Samsung. El móvil en el que demuestra su poderío. Por eso en las presentaciones de esta serie hay constantes referencias comparativas a los Note o los iPhone Pro del año. 

La serie se compone de los Mate 40 Pro y Pro+. Ambos montan el Kirin 9000 un SoC (Sistem on a Chip) de cinco nanómetros -al igual que el A14 Bionic de Apple- con modem 5G integrado. En cuanto al diseño, mantienen la disposición de las cámaras en un anillo en la parte central superior de la trasera y también la pantalla curvada hacia los laterales. Dice Richard Yu que favorece el agarre, pero han tenido que trabajar para que al sujetarlo tocando los bordes de la pantalla no se activen funciones indeseadas. 

Por ejemplo, se puede controlar el volumen mediante el deslizamiento del dedo en el borde derecho de la pantalla, pero han mantenido el boton físico por si acaso. 

El procesador Kirin 9000 parece todo un prodigio de la electrónica. La densidad de transistores supera en mucho al A14 Bionic: 15.300 millones y una GPU (la unidad de proceso gráfico, de la que tira en buena medida la inteligencia artificial, por ejemplo, además de juegos...) de 24 núcleos. El Kirin 9000 parece representar la voluntad de Huawei de seguir en el tablero de juego. Las prohibiciones de la administración Trump, teóricamente, también le impedirían fabricar procesadores basados en arquitectura ARM. El mensaje puede ser que confían en que Trump no salga elegido y las aguas vayan volviendo a su cauce.

Tengo ganas de probar cómo reacciona el color de los Mate 40 Pro. Se presenta como una superficie blanca misteriosa que cambia de color en función de la luz y el color ambiental. Vale, puede parecer algo banal, pero el color es todo un argumento de venta. Las cámaras son otro y aquí volvieron las comparaciones. Que si mi tele es más largo que el tuyo, que si de noche mis fotos son mejores... La verdad es que yo me creo poco las comparaciones que se comparten en las presentaciones. Lo que no quiere decir que sean malas, ni mucho menos. De hecho, las cámaras del Mate 40 Pro está valorada como la mejor del mercado según el portal especializado en mediciones de calidad de imagen Dxomark.

Un reloj con diseño Porsche

Hace unos días publicaba un análisis del nuevo smartwatch de Huawei, el Watch GT2 Pro, y ahora llega el mismo equipo, pero pasado por el estudio de diseño de Porsche

Si en Porsche me dicen que no es así, les creeré, pero para mí que el CEO de Porsche Design, Jan Becker, montó una sesión para grabar del tirón las presentaciones del portátil de Acer y del Mate 40 Pro y el GT 2 Pro de Huawei con diseño de la compañía alemana. El mismo encuadre, la misma ropa, el mismo ademán...

La verdad es que, al menos en foto, el diseño luce espectacular. Los materiales ya lo eran en el 'normal': caja de titanio, cristal de zafiro... Y ahora los han refinado.

Y también, gafas

Google renunció a sus gafas inteligentes hace tiempo, pero las Gentle Monster de Huawei son otra cosa. Están centradas en el audio, como su primera versión. Básicamente, se trata de unos auriculares montados sobre unas gafas que pueden llevar cristales de sol o simplemente unos talcos transparentes. Sobre las varillas, de titanio plástico -es la primera vez que oigo hablar de él- se montan unos altavoces, superficie con sensores para detectar los gestos de avance, retroceso..., la batería, el módulo BlueTooth... 

Se sincronizan con el móvil y detectan si el usuario se las ha quitado para cortar la reproducción. Cuando se las vuelve a poner, en el móvil muestra en la pantalla el estado de la batería de las gafas. No sé si será compatible con otras marcas, porque la migración hacia un ecosistema propio está dejando ciertas características exclusivamente para el entorno Huawei.

Para oírte mejor

Ya no eres nadie si no tienes unos auriculares true wireless con cancelación de ruido, como los FreeBuds de la propia Huawei. Ahora han unido dos tendencias: cascos grandes y con cancelación de ruido ambiente y calidad Hi-Fi. Son los FreeBuds Studio (299 euros a partir del 5 de noviembre; en promoción esta semanas a 249 euros).

Para no salir de casa, lanzan el Sound, un altavoz desarrollado en colaboración con Devialet. 55 vatios de potencia, dividida en un woofer de cuatro pulgadas (40 w) y tres altavoces de rango completo de cinco vatios, y distribuida en 360 grados. 

Huawei Mobile Services

HMS en este caso no quiere decir Her (o His) Majesty's Ship con el que se identifican los buques de la marina británica, sino que denomina la maleta de servicios móviles de Huawei. La compañía china no tiene acceso a los de Google, así que no ha tenido más remedio que ir desarrollando los suyos propios.

Petal Search, el motor oficial de búsquedas de Huawei, ya está disponible en más de 170 países y soporta 50 idiomas. Categoriza las búsquedas en 20 categorías (aplicaciones, noticias, vídeos...) y se han añadido herramientas como el clima, calculadora, divisas. Los resultados de las búsquedas se presentan en tarjetas, en lugar de los enlaces, con lo que en muchas ocasiones no habrá que navegar hasta el origen de la información si nos basta con el resumen ofrecido. 

Este sistema permite también la búsqueda a partir de una fotografía: objetos, animales, personas, puntos de referencia... y, en breve, plantas.

Con Petal Maps quieren sustituir al Google Maps al que no tienen acceso. Un navegador GPS con mapas y lugares de más de 140 países y disponibles en 79 idiomas. Las notificaciones por voz, de momento, están disponibles en seis idiomas, entre ellos el español.
Si Google tiene Google Docs, Huawei cuenta con su propia maleta ofimática: Huawei Docs, en la que integran un editor de texto (Document), uno de tablas tipo Excel (Spreadsheet), el equivalente al PowerPoint (Presentation) y un lector de PDF.

Y, mientras tanto, sigue mejorando su interfaz, EMUI 11, que ahora añade una función muy chula. En la pantalla Always-On se pueden añadir imágenes en movimiento, incluso capturadas por nosotros mismos. El efecto es realmente bonito. Aunque, claro, no es lo más interesante: se pueden compartir pantallas con más ventanas emergentes. Por ejemplo, cuando vinculamos el móvil con un ordenador no estamos limitados a ver una sólo pantalla del móvil sino abrir varias ventanas con distintas aplicaciones, una especie de multitarea.

Claro, todo esto era muy difícil de condensar en 45 minutos, aunque quieras hablar muy rápido y dejar a los traductores detrás.

Ojo, no hay que tomar al pie de la letra de lo que temo a Richard Yu, es sólo una licencia.