Entre Bits y Chips    Auriculares

Jabra Elite 85t, pequeños, ligeros y con cancelación de ruido

Los nuevos auriculares de Jabra cuentan con un avanzado sistema de supresión del ruido exterior basado en un chip dedicado exclusivamente a ello.

23 SEP. 2020 - Madrid
6 minutos

Para muchos, Jabra seguirá sonando a marca de pinganillos para la oficina. En cierto modo es normal, porque tienen un extenso catálogo de auriculares para trabajar, soluciones para centros de atención al cliente, sistema de videoconferencia... Pero también los tiene para hacer deporte o simplemente para escuchar música o contestar al teléfono.

De hecho tiene modelos de diadema circumaurales, supraaurales, de botón, con cable, sin cable, true wireless y también con cancelación de ruido. Antes de llegar a los Elite 85t, que acaba de presentar la compañía danesa y que no llegarán al mercado hasta la segunda quincena de octubre, va un repaso: circumaurales son los cascos de diadema cuyas almohadillas descansan sobre la cabeza en torno a las orejas. El pabellón auditivo está dentro de la cúpula del auricular. Los supraaurales, en cambio, se apoyan en la propia oreja. Y los de botón, claro, se colocan -una parte- dentro del canal auditivo.

En la elección entre unos u otros hay más que una cuestión de estética. Si llevas gafas, por ejemplo, te puede generar mejor aislamiento un supraaural que un circumaural que deberá esquivar la varilla de la montura. Sin embargo, depende de la dureza del material con el que esté construida la almohadilla y la presión de la diadema, unas supraaurales pueden resultar molestas porque comprimen el pabellón auditivo contra la varilla.

Tras esta digresión, lo último que ha presentado Jabra, los Elite 85t, son unos auriculares intraaurales (de botón) con un sistema de cancelación de ruido avanzado basado en un chip específico. Han hecho un buen ejercicio de miniaturización -no en vano son también fabricantes de audífonos- para lograr unos auriculares muy compactos y ligeros teniendo en cuenta que llevan un diafragna de 12 milímetros, cuatro micrófonos cada unidad y en lugar de llevar un único chip lleva dos, uno de ellos dedicado exclusivamente a controlar la reducción del ruido ambiental. Todo esto lo han metido en un auricular que pesa 6,9 gramos y es apenas dos milímetros mayor que el 75t.

Los ingenieros de Jabra han optado por un diseño diferente. Generalmente, se tiende a formas que queden lo más ajustadas posible al canal auditivo para lograr mayor estanqueidad con respecto al ruido exterior y que no haya fuga de sonido. Eso puede originar también molestias por la presión sobre el oído al reproducir música. En este caso lo han hecho semi-abierto, con una torre (la parte cilíndrica o cónica que se inserta en el canal auditivo) más corta. Reemplazan la pérdida de estanqueidad con una mejor adaptación de las gomas de silicona en forma ovalada y, además, con la cancelación activa de ruido.

Tiene un par de funciones de configuración interesantes. Tanto la cancelación de ruido como la transparencia (lo llaman HearThrough) son ajustables. De hecho, entre la cancelación total y la transparencia absoluta hay once niveles que pueden configurarse en la applicación Sound+ (gratuita para Android y iOS) en pasos de tres en tres decibelios.

En lugar de una superficie táctil para manejar los controles, tanto en los 75t como en los nuevos 85t es un botón mecánico. En función del número de pulsaciones que se realicen y si es en el derecho o el izquierdo, realizará una función. Estas funciones son configurables en la app, pero hay que tener en cuenta que en este sistema el auricular derecho es el maestro y el izquierdo es el esclavo. Se puede utilizar solo únicamente el derecho.

La batería, contando con las recargas de la base de transporte, alcanza las 25 horas con la cancelación activa de ruido encendida. La autonomía de los auriculares, en esas mismas condiciones, es de 5,5 horas. Siete sin activar la cancelación.
La base de carga es compatible con carga inalámbrica Qi.

Se puede reservar ya, pero no llegará a las tiendas hasta finales de octubre por 229,99 euros. Inicialmente, estará disponible en el color titanio negro; a partir de enero habrá otros tres colores: dorado beige, cobre negro y gris.