Entre Bits y Chips    Análisis / Auriculares

Jabra Elite Active 75t, la sorpresa del año

Los Jabra 75t han resultado ser unos auriculares con buena calidad de sonido, una app muy completa, una conexión BlueTooth consistente y, de propina, con cancelación activa de ruido. Y llegan con un hermano mayor: los Elite 85t.

30 OCT. 2020 - Madrid
13 minutos
A la izquierda los Jabra Elite 85t; a la derecha, los Elite Active 75t. / Javier López Tazón

A veces viene bien abordar el estudio de un equipo sin grandes expectativas. Pido perdón por adelantado, pero cuando, tras la presentación global de los nuevos auriculares "true wireless" 75t y 85t de Jabra, me ofrecieron probar unas unidades era un poco escéptico

Conozco Jabra fundamentalmente por sus dispositivos profesionales; sus auriculares para trabajar en la oficina, sus pinganillos... no hace falta ni probarlos. Pero una cosa diferente era meterse en el territorio de los Sennheiser, Bose, Bang & Olufsen, Sony... y lanzar auriculares inalámbricos 100% dedicados a entretenimiento, a reproducción de música incluso cuando se realizan actividades deportivas.

Los Jabra Elite Active 75t cumplen bien desde el principio hasta el final y lo hacen con tecnologías propias, como el sistema de cancelación de ruido. Han diseñado la nueva gama desde cero. También en la forma. Para ello han escaneado "miles de orejas" y han analizado su forma para crear unos auriculares que se sujeten perfectamente, que aislen para permitir el disfrute de la música y las conversaciones, pero que no opriman. Por ello los han creado con un canal de descarga de la presión que no anula la potencia de los bajos.

Llevo tiempo probando los 75t, en concreto el modelo Active. En realidad, he estado esperando para que llegara una actualización prometida desde la presentación. Los ingenieros de Jabra han logrado con una actualización un sistema de cancelación de ruido bastante eficaz. La anunciaron para mediados del noviembre, luego fue el 19 y finalmente, el 21. Pero la espera ha merecido la pena. No sólo por la actualización en sí, sino porque también ha dado tiempo para que llegue el modelo 85t, pero de eso hablaremos más adelante.

En cuanto a la actualización, concede al 75t las mismas funciones de cancelación de ruido que en equipos superiores: cancelación activa de ruido (ANC) encendida-dejar pasar el sonido exterior-cancelación activa de ruido apagada, tres posibilidades en secuencia mediante pulsaciones de botón.

Los niveles de cancelación (activa, apagada y dejar pasar sonido para escuchar el ambiente) se pueden configurar en la app Sound+ de Jabra, como casi todo. Es una aplicación muy completa que va desde un estudio de cómo oímos (es prácticamente como cuando el otorrinolaringólogo te mete en la caseta y te dice que levantes la mano cuando comienzas a oír un sonido) hasta un ecualizador en el que se puede seleccionar cómo nos gusta escuchar música, con más o menos potencia de graves... Es completísima y muy útil.

He citado dos párrafos más arriba "pulsaciones de botón". Este, para mí, es otro de los grandes aciertos de Jabra. El botón es físico, quiero decir que lo aprietas y se mueve, no hay respuesta háptica, sino mecánica: hay un botón real. Esto puede ayudar a quienes se inician en el manejo de este tipo de auriculares. Hay que aprender (o configurar en la aplicación) qué hace el botón derecho y qué el izquierdo y cuántas veces hay que pulsar para obtener una acción u otra, pero en las superficies táctiles, como no hay respuesta ni pulsación real, no sabes si estás o no pinchando. Aquí no hay lugar para equívocos: si quieres pulsar dos veces, tienes que presionar dos veces y lo notarás. Otra cosa es que te equivoques de auricular...

Con respecto a la calidad del audio, logran sacarle un muy buen rendimiento a un diafragma de seis milímetros. El diseño de la torre y el recubrimiento de silicona permite un buen aislamiento y una gran sujeción, especialmente importante en el modelo que más he probado: el Elite Active 75t. Y, a la vez, permite aliviar la presión que pueden ejercer unos bajos amplificados a volumen alto.

La batería también obtiene una buena calificación. Sin usar la cancelación activa de ruido, los auriculares aguantan siete horas largas reproduciendo música (o en llamadas) y la base de carga (usa cable USB-Tipo C o inalámbrica Qi como opción) le permite otras tres cargas: 28 horas. La autonomía se resiente al utilizar la cancelación (ANC) hasta las cinco horas y media y otras tres cargas con la base. Podría estar un día entero al margen del tiempo de carga.

Como su apellido indica, Active, están pensados especialmente para utilizarlos mientras se realizan actividades, deporte, desplazamientos... más que como "auriculares de salón". Por eso es importante la resistencia a elementos como agua o polvo. Están certificados IP57, es el segundo paso más alto en electrónica de consumo y garantiza una resistencia más que suficiente frente a sudor o salpicaduras y el uso en ambientes con polvo en suspensión. De hecho, desde Jabra ofrecen una garantía de dos años frente a las contingencias de polvo o sudor. No frente a las inmersiones, claro.

El precio oficial (también lo he comprobado en Amazon) es de 199,99 euros. Está en la zona alta, aunque supongo que el próximo Black Friday traerá rebajas.

85t, de sorpresa en sorpresa

Y son sorpresas positivas, excepto en el precio. El Jabra Elite 75t tiene un hermano que mejora varias de sus características, fundamentalmente, la calidad de sonido y la de la cancelación activa de ruido, aunque a cambio el precio (todavía en reserva) llega a los 229,99 euros.

La cancelación en este caso la gestiona la Jabra Advanced ANC, que se basa en un chip exclusivamente dedicado y en cuatro de los seis micrófonos que tiene, internos y externos, que trabajan para controlar lo que se escucha fuera y dentro del canal auditivo. Esta combinación, más los algoritmos le permiten un gran control de la cancelación: hasta 11 niveles, que se pueden configurar en la aplicación.

En cuanto a la calidad del sonido, el diámetro del diafragma es de 12 milímetros. La autonomía de los auriculares es similar en los dos casos y, con la ANC encendida y contando con las cargas extras de la base -en los 85t sí admite carga inalámbrica Qi- permite hasta 25 horas; con una carga completa, 5,5 horas.

Aunque no todo son ventajas para el 85t. Por ejemplo, frente al Active 75t, ofrece menor resistencia frente al polvo y al agua. Está certificado como IPX4, frente al IP57. También es algo más grande y un poco menos ligero: 23,1 milímetros x 19 x 16,2. El 75t es un poco más corto: 21,9 milímetros. En cuanto al peso, es un gramo y medio menos ligero: 6,9 gramos ante 5,5. La base de carga también es mayor y más pesada: 64,8 x 41,1 x 28,5 milímetros y 43,7 gramos. El 75t mide 62,4 x 36,6 x 27 y pesa 35 gramos.

¿Con cuál te quedas? Si lo tuyo es el deporte o el aire libre, el Elite Active 75t está mejor preparado; si exiges la mejor calidad de sonido y eres urbanita sometido al ruido de la ciudad y buscas mejor aislamiento, la balanza se inclina hacia el 85t.

Valoración

                                  Jabra Elite Active 75t        Jabra Elite 85t
Rendimiento:                           4                                   4,5
Usabilidad:                               3                                   3
Precio:                                      2,5                                2,5
Resistencia:                             3                                   2,5
Diseño:                                    3,5                                3,5
Valoración total:                     3,5                                4
Valoraciones de  0 a 5