Profesionales    Investigación

La UE, sin nombres en una coalición para usar datos contra emergencias

Trinity Challenge es una coalición de empresas e instituciones que pretende impulsar el desarrollo de soluciones que mejoren la protección del mundo frente a pandemias y epidemias

24 SEP. 2020
3 minutos

The Trinity Challenge es una coalición de empresas e instituciones creada recientemente para proteger al mundo frente a emergencias sanitarias utilizando datos y análisis avanzados. Esta semana ha lanzado su primer desafío y a partir de octubre recibirá aplicaciones. Entre sus miembros hay norteamericanos (Global Virome Project, Google, Bill & Melinda Gates Foundation), británicos y chinos... pero no aparece ninguno de la Unión Europea.

"El Trinity Challenge reúne a las mentes más brillantes", aseguran sus organizadores, sin embargo, no hay representantes europeos entre sus participantes, pese a que están "algunas de las mejores mentes del mundo y los líderes más influyentes del sector empresarial, académico y social".

El objetivo común de sus miembros es implementar soluciones para utilizar datos y análisis avanzados con los que desarrollar conocimientos y acciones que contribuyan a "un mundo mejor protegido frente a emergencias sanitarias".

Así, esta coalición quiere convertirse en el espacio donde se puedan producir colaboraciones innovadoras que tengan la misión de "crear bienes públicos globales y mejorar la salud pública global" y, de este modo, obtener "los medios para garantizar que nunca vuelva a suceder una pandemia como la Covid-19, que perturba y destruye vidas y medios de subsistencia en todas partes".

A partir del análisis avanzado de datos, se quieren desarrollar soluciones capaces de "predecir y prevenir" mejor los brotes, epidemias y pandemias, así como otras que sean capaces de "mejorar la respuesta sanitaria, económica y social" y la posteriore recuperación de las emergencias sanitarias y las enfermedades endémicas.

Primer challenge

Ya se ha iniciado el primer reto de esta coalición en la que se pueden presentar proyectos en tres categorías:

  • Identificación: se buscan soluciones capaces de detectar dónde es probable que ocurra un brote y por qué, así como identificar las intervenciones que pueden reducir el riesgo y la propagación.
  • Respuesta: desarrollar aplicaciones para saber qué medidas son efectivas, con un menor coste social y económico, y capaces de reducir la transmisión y propagación.
  • Recuperación: proyectos para conocer cómo abordar el impacto sanitario y económico desproporcionado que provoca un brote y una pandemia, especialmente en los grupos vulnerables.