TIC    Movilidad

Monitorizar en remoto, un ingrediente más de la nueva movilidad

Neil Cawse, CEO de GeoTab, encuentra en la sostenibilidad -y los retos del coche eléctrico- el siguiente campo de uso en la gestión remota de flotas de vehículos

11 minutos
Neil Cawse, fundador y CEO de Geotab
Neil Cawse, fundador y CEO de Geotab / INNOVADORES

Neil Cawse tiene la experiencia poco habitual de haber fundado empresas en dos continentes tan dispares como África y América del Norte; en ambos casos formando parte de hitos históricos de enorme relevancia. En el primero de los casos, nuestro protagonista fundó una empresa de TI que desarrolló parte de los sistemas que se usaron en las primeras elecciones sudafricanas desde el fin del apartheid, allá por 1994. Ya en el nuevo milenio, su trayectoria vital le llevó hasta Estados Unidos y Canadá, donde fundaría una compañía llamada Geotab en 2002.

La idea de esta empresa ya le rondaba la cabeza a Neil Cawse desde su etapa en Sudáfrica, cuando empezó a ver el potencial de las tecnologías de geoposicionamiento para la monitorización de elementos críticos como las flotas de vehículos. Un nicho de mercado aún en pañales: el GPS norteamericano se declaró de utilidad civil en 1995. Por eso, ya instalado con su familia al otro lado del Atlántico, Cawse revisó las novedades que se habían ido desarrollando en el campo de la telemática y se lanzó de lleno a plasmar su idea en un proyecto empresarial que ahora es multinacional, con dos millones de dispositivos conectados diariamente y 40.000 millones de ‘data points’ procesados cada jornada en todo el globo.

“Muchas de las empresas que venden sistemas GPS se originaron en Sudáfrica y la razón es que había una gran necesidad por seguridad y protección. Como ingeniero me interesó esta tecnología y cómo ajustarla a un requisito comercial. En esos momentos, Clinton puso a disposición el GPS para uso civil y recuerdo haber tenido una conversación con algunos amigos míos hablando de lo sorprendente que era que una persona cualquiera pudiera tener acceso a un sistema que era militar hasta entonces. Pensamos en cómo usarlo y en qué sería interesante rastrear y nos dimos cuenta de que una intersección muy interesante era la monitorización de flotas de vehículos”, explica a INNOVADORES Neil Cawse, fundador y CEO de Geotab.

Pero, ¿de qué sirve exactamente controlar telemáticamente flotas enteras de vehículos? “Hay muchas razones diferentes por las que la gente usa estas tecnologías. Muchos compran estas soluciones con un único propósito y luego van encontrando otras oportunidades por el camino”, concreta el directivo. “El primer pilar es la productividad: realmente se trata de asegurarse de que su recurso más costoso sea lo más eficiente posible. Lo siguiente es saber qué problemas hay con los vehículos, mejorando su mantenimiento y gestionando mejor el consumo de combustible. Lo telemático también es útil en términos de seguridad, tanto debido a que estamos hablando de vidas humanas como a que los costes de tener un accidente están claramente subestimados, que pueden ascender a 50.000 dólares por un solo incidente, incluso si es de poca gravedad”.

El seguimiento por geoposicionamiento guarda especial relación con otro de los temas candentes en nuestra sociedad actual: la sostenibilidad. “El problema con los vehículos eléctricos es que tardan mucho en cargarse y no son tan prácticos como aquellos de gasolina debido a su menor rango de actuación. Los clientes necesitan asegurarse de que pueden cambiar a la movilidad eléctrica sin miedo a no poder llevar la carga a su destino porque el vehículo se quede sin batería. Por eso contamos con informes y sistemas que permiten escoger la opción más idónea en cada circunstancia de negocio específica”, especifica Cawse, quien no olvida otros beneficios menores y menos populares pero igualmente necesarios: “En Europa, por ejemplo, se deben gestionar cuántas horas de conducción hacen los camioneros por temas de cumplimiento. En esa parte, la automatización del papeleo puede ayudar de forma extraordinaria. Y, en el fondo y quizás esto sea lo más importante, es la capa de integración. Tenemos que imaginarnos que un negocio es una gran máquina y tiene muchos engranajes, con distintos sistemas y procesos. Entendemos que la telemática es solo una de esas partes, cuyos datos pueden incorporarse en otras aplicaciones de la empresa, como las herramientas de facturación. Esa información además puede explotarse mediante inteligencia artificial y soluciones de Big Data”.

Alianzas y crecimiento

En estas lides, GeoTab está sellando alianzas punteras no sólo con proveedores de software empresarial -como SAP- sino también con fabricantes de automóviles como Mercedes-Benz para que sus sistemas de monitorización vayan de serie en sus flotas. “Las empresas están evolucionando: antes eran competitivas y aisladas. Ahora es muy diferente, se han contagiado de la mentalidad de Silicon Valley, incluso podríamos decir que están adoptando una mentalidad más europea en términos de colaboración con los competidores. En nuestro caso, gran parte de nuestro éxito es el ecosistema, ya que no vendemos directamente. Tenemos cientos de socios que respaldan el producto y que se integran con la plataforma de GeoTab. Al final, el dispositivo hace lo básico: lo importante viene de la integración con terceros”, detalla el empresario. “Respecto a los fabricantes de automóviles, hace cinco años tuvimos una discusión en nuestra junta sobre cuál sería nuestro papel si ellos se hacen cargo de la telemática. Y lo primero que descubrimos es que la telemática es mucho más que el dispositivo que recoge los datos: se trata de los servicios en la nube, de poner esa información en los sistemas de gestión, de la analítica y los servicios auxiliares. Por ende, los fabricantes no iban a ser nuestros rivales sino, al revés, nuestros clientes más importantes. Solo el 50% de los nuevos vehículos que se fabrican están realmente conectados. Pero si tenemos en cuenta que la edad media de los automóviles en las carreteras europeas es de más de 12 años, necesitamos ver cómo conectar todos esos vehículos heredados. Y necesitamos una plataforma que integre a todas las marcas sin distinción”.

El crecimiento de GeoTab en los últimos años ha sido exponencial, aunque la COVID-19 ha frenado esa expansión. A principios de año, la multinacional planeaba añadir 600.000 nuevos vehículos conectados, pero finalmente la cifra se ha quedado en 200.000 adicciones a la lista. “Normalmente vendemos alrededor de 65.000 dispositivos al mes, pero en marzo eso se redujo casi por completo y luego se recuperó a 28.000 de abril en adelante. Somos afortunados, porque las soluciones telemáticas gozan de mucho interés en la recuperación económica al ayudar a gestionar los costes, poder monitorizar la actividad y asegurarnos de que no se están desperdiciando recursos esenciales en estos momentos”, detalla Cawse. En nuestro país, sin ir más lejos, GeoTab acaba de cerrar un acuerdo con Telefónica para dotar de sensórica a todos los coches y furgonetas que la compañía de alquiler Europcar tiene en el Viejo Continente.