Entre Bits y Chips    Presentación

OPPO se suma a la fiebre de móviles 5G

El fabricante chino lanza cuatro modelos 5G con rangos de precio muy variados, desde los 399 del Reno4 Z hasta los 849 del exclusivo Green Glitter

01 OCT. 2020 - Madrid
5 minutos

¿Cree alguien que el 5G no va en serio? Si nos atenemos a las marcas de móviles que están renovando sus gamas de terminales con equipos 5G, está más que claro. También es cierto, que la quinta generación de tecnología móvil se está convirtiendo en una excusa para tener que cambiar de móvil y también para subir el precio. Son más caros los procesadores 5G compatibles y dejarán más margen de beneficio.

OPPO, subsidiaria de BBK Electronics como Realme, OnePlus y Vivo, está elevando su rango de precios. Al margen del Green Glitter Edición Limitada que quieren colocar como exclusivo a un precio de 849 euros, el tope de la nueva gama 5G, el Reno4 Pro, marca un precio de 799 euros. Pero el normal, el Reno4 -siempre hablamos de 5G-, cuesta 599 euros.

Es evidente que el Reno4 Pro es el más avanzado de los tres modelos (el especial aparte) que ha presentado hoy OPPO en Europa, pero le voy a hacer más caso al Z. Y es que, la mayoría de los móviles 5G que están llegando al mercado en la gama alta y media-alta comparten muchas características. Tanto es así que, de nuevo, el diseño se está convirtiendo en la pieza diferencial: refrescos altos de pantalla, resolución FHD+, grandes baterías (por encima de los 4.000 miliamperios), sistemas de carga rápida, conjuntos de tres o más cámaras traseras... y, cómo no, procesadores de Qualcomm de las series 800 o 700. En el caso de los Reno4 y 4 Pro, el  Snapdragon 765 G 5G. La primera G, la de 765 G, indica que es un procesador que se ha diseñado con los gamers en la mente.

Sin embargo, el Z se sale de esa tendencia y se atreve a presentarse con un procesador de la taiwanesa Mediatek. En concreto, el Dimensity 800. Se trata de un octa core fabricado con tecnología de siete nanómetros y destinado, en principio a la parte alta de la clase media de móviles. Integra un módem compatible con el actual despliegue de la 5G en nuestro país, la NSA (Non-StandAlone) y la futura SA, cuando no se apoye sobre las redes 4G. Entre sus características también figura el soporte de hasta cuatro cámaras, con un máximo de 64 millones de píxeles y grabación en 4K.

La elección de un procesador de Mediatek parece obedecer a ofrecer un precio más asequible para un terminal 5G. Sin embargo se queda a 120 euros del Xiaomi Mi 10T Lite. Se ve como un terminal bien diseñado, con una pantalla de 6,57 pulgadas con resolución FHD+ (2.400 x 1.080 píxeles) y una tasa de refresco de 120 hercios, mayor que la del resto de la familia. El procesador va acompañado de ocho gigas de RAM y 128 de almacenamiento y la batería es de 4.000 miliamperios, con carga rápida de 18 vatios.

La distribución de las cuatro cámaras traseras es un tanto caprichosa. La principal es un gran angular de 48 megapíxeles, cuenta con un súper gran angular (120 grados) con ocho MP de resolución que además hace las funciones de macro (tres centímetros). Las otras dos cámaras, de dos megapíxeles cada una, se destinan a retrato y a capturas en blanco y negro. Y la delantera es dual: 16 y 2 MP.

Y, para cerrar el acto, presentaron el Oppo Watch, yo creo que es la mejor copia, al menos en el exterior, del Apple Watch. En precio tampoco anda muy a la zaga: 399 euros.