Entre Bits y Chips    Presentación

Realme 7: carga rápida y garantía de tres años

En tres minutos tienes el 13% de la batería y en poco más de media hora, el 100%. Es la promesa de la carga a 65 vatios de los nuevos Realme 7 Pro.

07 OCT. 2020 - Zarautz
7 minutos

Últimamente, la abundancia de superlativos y de adjetivos y adverbios comparativos de superioridad en las presentaciones está llegando al punto de saturación. Se convoca simultáneamente a los fans, los posibles clientes, los socios y la prensa y el mensaje termina convirtiéndose en la sublimación de los argumentos de venta.

De esta forma, uno tiene que ser el primero en algo, el mejor en otra cosa, el más rápido, más guapo... en el citius, altios, fortius (más rápido, más alto, más fuerte) que se quedó como lema de los Juegos Olímpicos. 

Y claro, la presentación de Realme no podía fallar. De hecho, ya figuraba en la invitación: "El unboxing más rápido". Y eso que la presentación ha durado en total más de una hora y media.

Realme se presenta a sí misma como la marca de smartphones que más rápido crece en todo el mundo. Y, probablemente sea cierto. De hecho, tiene apenas dos años de vida y ya ha comenzado a hacerse un hueco entre la tremenda competencia de la gama media de móviles. También es verdad que formar parte del conglomerado de marcas del fabricante BBK Electronics (Oppo -Realme fue creada por un ex directivo de OPPO-, Vivo y OnePlus), le puede ayudar.

Pero de lo que de verdad quiere presumir Realme es de la velocidad de carga de sus móviles. A pesar de que no es la más rápida nominalmente (ellos matizan que se trata de la gama media), fueron uno de los primeros con la SuperDart en dotar a sus terminales con cargas a 65 vatios y evitando los problemas de sobrecalentamiento, pérdida de eficacia y desgaste de las baterías.

El efecto en el uso de un equipo con esta rapidez de carga es notable y obvio. No es lo mismo tener que cargar con un powerbank (una batería externa) que poner a cargar el móvil para ir a lavarte las manos y al volver ver con satisfacción que el nivel de la batería de tu móvil está por encima del 30%. Es lo que tarda el 7 Pro: con un chute de tres minutos tienes el 33% de la batería cargada. Y en algo más de media hora (34 minutos) logras el 100%.

Además, dicen que, gracias al sistema de carga y a los diez sensores de temperatura distribuidos por toda la arquitectura del móvil, no supera los 40 grados y no sólo eso, sino que es muy eficaz: apenas pierde el 2% de la energía durante el proceso.

Es evidente que una carga rápida que no incida en el rendimiento y en la vida de la batería es un punto a su favor. El otro punto que a mí me ha parecido más destacable es la certificación global de TÜV Rheinland. Hasta ahora habíamos visto móviles, tabletas, televisores, libros electrónicos... en los que este laboratorio alemán generalmente certificaba la calidad de las pantallas y su inocuidad y adaptación para un uso continuado de las mismas sin que dañe la vista. Sin embargo, Realme ha ido más lejos y lo ha sometido a un total de 61 pruebas, 23 principales y otras 38 secundarias, para obtener un sello de garantía global.

Con ese certificado en la mano, es más fácil entender que los móviles de la serie 7 (los dos modelos 7 y 7 Pro, con sus variantes) presuman de una garantía de tres años y la sustitución gratuita se amplíe de uno a dos meses.

En muchas ocasiones, las series suelen ser de tres modelos: el base, el pro o equivalente, que acostumbra a ser una evolución con algunas mejoras, y un lite que usualmente lleva un procesador más bajo, peor pantalla... La serie 7 de Realme solo se compone de dos terminales, pero son muy diferentes. Se parecen más a lo que sería un Realme 7 Lite y un 7 Pro. Por ejemplo, los procesadores son respectivamente, el MediaTek Helio G95 en el 7 y el Snapdragon 720G en el Pro; las cámaras son de Samsung y de Sony, y de 48 millones de píxeles en el primer caso y de 64 en el segundo. Y la supercarga, de la que tanto presumen, es de sencillo a doble: SuperDart de 30 vatios frente a 65.

El Realme 7 está disponible en tres opciónes en función de su combinación de RAM y memoria de almacenamiento: 4 GB de RAM + 64 GB de memoria; 6 / 64 u 8 / 128. El más básico cuesta 179 euros, 199 el segundo y 249 el tercero. El 7 Pro cuesta 50 euros más que este último (299 euros). Y se presenta sólo con ocho gigas de RAM y 128 de almacenamiento.

Y no, ninguno es el más rápido del mercado: no son compatibles con las redes 5G.