TIC    EL INFORME

¿Robots para ayudarnos a gestionar el estrés de la COVID-19?

Los expertos se preguntan si seríamos capaces de tener a un robot por terapeuta, y un estudio defiende que el 80% de nosotros estaríamos conformes

4 minutos

Que estamos de los nervios por culpa de la actual situación de pandemia, confinamientos y restricciones a lo que considerábamos nuestra vida normal no es ninguna novedad. El 70% de las personas de todo el mundo ha tenido más estrés y ansiedad en el trabajo este año que cualquier otro, arrojando preocupantes datos sobre el impacto negativo en la salud mental del 78% de los empleados de todo el mundo.

Son datos de un estudio de Workplace Intelligence y Oracle, en el que se recoge como, por ejemplo, la falta de sueño (40%), mala salud física (35%), reducción de la felicidad en el hogar (33%), sufrimiento en las relaciones familiares (30%) y aislamiento de los amigos (28%) son algunos de los efectos más inmediatos de esta desgraciada situación que nos ha sobrevenido.

Además, y a medida que los límites entre el mundo personal y el profesional se han difuminado cada vez más con personas que trabajan de forma remota, el 35% de los individuos trabaja más de 40 horas más cada mes y el 25% de las personas se han agotado por exceso de trabajo.

En estas, hay quienes ya empiezan a buscar soluciones poco convencionales para mejorar la salud mental de los ciudadanos en general, y de sus trabajadores en particular. Y parece que una de las recetas mágicas podría pasar por la tecnología, más específicamente, por la robótica.

De hecho, y siguiendo con las pautas del estudio, solo el 18% de las personas preferiría a los humanos que a los robots para dar soporte a su salud mental, ya que creen que los robots ofrecen un espacio libre de juicios (34%), una respuesta imparcial cuando se comparten problemas (30%) y contestaciones rápidas a preguntas relacionadas con la salud (29%).

Con ello, el 68% de las personas preferiría hablar con un robot que con su jefe sobre el estrés y la ansiedad generados en el trabajo y el 80% de las personas está dispuestas a tener un robot como terapeuta o consejero.

Hasta ahora, un 75% de los encuestados dice que la IA ha ayudado a su salud mental en el trabajo. Los principales beneficios observados fueron proporcionar la información necesaria para hacer su trabajo de manera más eficaz (31 por ciento), automatizar tareas y disminuir la carga de trabajo para prevenir el agotamiento (27 por ciento) y reducir el estrés al ayudar a priorizar las tareas (27 por ciento).

Asimismo, el informe destaca que la inteligencia artificial también ha ayudado a la mayoría (51%) de los trabajadores a acortar su semana laboral y les ha permitido tomar vacaciones más largas (51%). Más de la mitad de los encuestados dice que la tecnología de inteligencia artificial aumenta la productividad de los empleados (63%), y mejora la satisfacción laboral (54%) y el bienestar general (52%).