Entre Bits y Chips    Análisis

SPC quiere competir en la zona alta con sus auriculares Ether Pro

La tecnológica alavesa apunta alto, pero el tiro se le queda un poco corto. Le falta una buena app para ecualizar, mejorar los acabados e, incluso, un retoque en el precio.

06 OCT. 2020 - Zarautz
7 minutos

Los Ether Pro de SPC tienen un problema. Por un lado, se quedan cortos cuando se los compara con los auriculares de alta gama de marcas como Samsung, Huawei, Apple... Por otra parte, se pasa de los precios que logran otras firmas como Xiaomi

La compañía alavesa SPC nos tiene acostumbrados a competir de tú a tú con los precios de equipos "made in China", pero no ha sido esta vez. Por ejemplo, los AirDots Pro 2 de Xiaomi se pueden comprar por debajo de 40 euros, mientras que los Ether Pro cuestan 120 euros. Bueno, 119,90. Los FreeBuds Pro de Huawei cuestan 179, bastante más caros, pero los FreeBuds 3 de la misma marca están en 109 euros...

Y es que competir en un mercado por precio tiene ese riesgo: siempre habrá alguien que venda más barato que tú

Pero, como decía al principio, no es únicamente un problema de precio. Si la calidad de los auriculares fuera la de unos FreeBuds Pro o, incluso, unos FreeBuds 3, estaría bien. Pero les falta camino para eso. 

Para empezar, el plástico que emplean no parece el mejor polímero del mundo, la verdad. El sonido no es malo, pero podría mejorar si tuviera una aplicación para poder ecualizarlo. En principio, los componentes son buenos: imanes de neodimio, con diafragmas de 10 milimetros (la alta gama ya ha pasado a los 12 milímetros) de titanio y polietileno... Sin embargo, a pesar de que en la ficha técnica de SPC destaquen "unos graves muy potentes" y de que podrás disfrutar de "todos los matices de tu música favorita", encuentro el sonido bastante plano. Le da lo mismo reproducir a Maroon 5 que a Mozart. Es algo que, probablemente, se podría mejorar con una app en la que se configuraran las preferencias y se pudiera elegir entre varios modos.

Cada oreja es un mundo. En mi caso, echo de menos que la torre (la parte que se inserta en el canal auditivo) sea un poco más larga. Eso produciría un efecto doble: mayor sujeción y mejor aislamiento pasivo, pero, para gustos... En la caja hay tres pares de almohadillas de silicona de tamaños S, M y L. Conviene elegir unos que se ajusten bien.

Tiene tres niveles de cancelación activa de ruido: activada, transparente y apagada. Es muy sencillo pasar de una a otra: basta con mantener pulsado un par de segundos cualquiera de los dos controles táctiles, el derecho o el izquierdo. Esta es una de las mejores cosas que tienen: son dos auriculares iguales y simétricos. Derecho e izquierdo tienen las mismas funciones y sirven de la misma manera para controlarlos. Me explico, en muchas ocasiones el derecho es el maestro, el que se conecta con el móvil (o la fuente de sonido) y luego se emparejan entre los dos auriculares; además, uno de los auriculares controla unas funciones y con el otro, las demás: una pulsación larga en el derecho desata una función, mientras que en el izquierdo activa otra. En este caso, no. Los gestos son iguales para los dos y se pueden utilizar independientemente como manos libres.

La cancelación activa de ruido es más eficaz con sonidos continuos de baja frecuencia. Los más típicos son los de los aviones, trenes o autobuses. Cuando se pasa a transparencia, continúa reproduciendo el sonido de la fuente seleccionada pero permite pasar el del exterior. De esta forma oímos también lo que pasa a nuestro alrededor. 

Utiliza también el micrófono ambiental para limpiar el sonido cuando hablamos, ya sea al mantener una conversación telefónica o cuando activamos alguno de los dos asistentes digitales compatibles: Siri, de Apple, o Google Voice, de Android.

Los auriculares tienen una autonomía de algo más de siete horas y la base de carga lleva batería para otras tres cargas completas. En total, se acerca a las 30 horas de autonomía. La carga de la base, mediante USB tipo C, requiere un par de horas, mientras que una carga completa de los auriculares desde la cuna tarda hora y media. Eso sí, con cinco minutos tiene energía para reproducir media hora de música. O de llamadas.

Valoración

Rendimiento:                           2
Usabilidad:                               3
Precio:                                      3
Resistencia:                             3
Diseño:                                    2
Valoración total:                     2,5
Valoraciones de  0 a 5