I + D    PARQUES CIENTÍFICOS

Teatros y espectáculos más accesibles gracias a la tecnología

Aptent es una startup que desarrolla soluciones para permitir al público con discapacidad disfrutar del teatro en vivo

6 minutos
Los teatros se enfrentan al reto de ser más accesibles para las personas con discapacidad
Los teatros se enfrentan al reto de ser más accesibles para las personas con discapacidad / PIXABAY

Las personas con discapacidad encuentran en la tecnología uno de sus mejores aliados, camino hacia la accesibilidad universal que tanto anhelamos como sociedad. Es una idea compartida en el imaginario común y que algunas startups como Aptent encarnan en lo más hondo de su ADN.

"La idea surgió cuando realizábamos tareas de investigación en la Universidad Carlos III de Madrid y en el Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción (CESyA). Buscábamos soluciones de accesibilidad para las personas con discapacidad a través de la tecnología y nos dimos cuenta de la utilidad de aquello que investigábamos", explica Javier Jiménez, director de Aptent, a INNOVADORES. "Era algo que realmente nos motivaba, por esta razón, en marzo de 2011 decidimos cruzar la frontera entre la investigación y los usuarios, creando la empresa actual".

¿De qué idea hablamos? Nada menos que mejorar la accesibilidad a la comunicación en el ámbito educativo, cultural y audiovisual, sectores donde hasta hace poco tenía muy poco en cuenta al público con discapacidad. ¿Cómo? Mediante soluciones como STARTIT, un software que optimiza el proceso de creación y de sincronización en directo de subtítulos y audiodescripción en distintos idiomas. O como MÍNIMO, una herramienta gratuita de autoentrenamiento auditivo -desarrollada junto a la Fundación Vodafone, Entha y la Fundación Dales la palabra- centrada en la comprensión del habla para que personas con prótesis auditivas o implantes cocleares puedan entrenar su capacidad de discriminación auditiva mediante la oposición de palabras que difieren por un solo fonema.  Sin olvidar una vertiente más social, si cabe, en lo que concierne a la creación de empleo a personas con discapacidad, trastorno mental o en riesgo de exclusión social.

Aptent, acelerada por el Parque Científico de la Universidad Carlos III de Madrid (miembro a su vez de la APTE),  ya ha conseguido que 130 teatros y festivales de todo el país (Teatro Clásico de Almagro, el Centro Dramático Nacional, el Teatre Nacional de Catalunya, el Teatro Bretón de Logroño, el Teatro Jovellanos de Gijón o el Teatro Guimerá de Tenerife, entre otros) utilicen estas herramientas de accesibilidad, que ahora se expanden hacia Latinoamérica. "Ya hemos hecho varios pilotos y una gira teatral por Ecuador con un espectáculo totalmente accesible", adelanta Jiménez. "De los casos en España, hay algunos como los de los Teatro Circo y el Teatro Romea de Murcia que, actualmente, son de los pocos que cuentan con sistema propio para sobretitulación a través de pantallas LED, cabina para audiodescripción en directo y sistemas de FM para servicio de ayuda auditiva".

Fieles a su razón de ser, Aptent no ha participado en rondas de financiación, sino que se ha sufragado principalmente con fondos propios y préstamos de entidades bancarias. En sus objetivos próximos, la startup planea explorar opciones de inversión socialmente responsables como La Bolsa Social o CREAS. Todo ello a hombros de sus tres socios, con una red de colaboradores que ayudan a que todos estos proyectos se hagan realidad. Los actuales y los futuros: Javier Jiménez anticipa que ya están trabajando en otra herramienta de asistencia a la regiduría (SAAR). "Es una herramienta específicamente diseñada para facilitar el trabajo de preparación de los equipos de regiduría ya que, todavía hoy, trabajan principalmente con lápiz y papel", detalla. "También estamos trabajando en nuevas soluciones de accesibilidad basadas en reconocimiento automático de voz dado que esta tecnología está lo suficientemente madura para poder aplicarse en algunos contextos con mínimas garantías".

MÁS ACCESIBLES La Estrategia Integral Española de Cultura para Todos, indica que el 10% de las funciones de teatro deben tener medidas como el subtitulado y la audiodescripción.  Y todos los espacios públicos contarán con soluciones de ayuda auditiva.