Actualidad    Materiales

Un nuevo material de construcción bajará un 61% el recibo energético

Creado por una investigadora española, es parecido al hormigón, hecho con paja de arroz y un 15% de residuos plásticos

16 DIC. 2019
6 minutos
El material está fabricado con paja de arroz y residuos plásticos / Graphic Node / Unsplash

El HyperIN es un material patentado por una empresa valenciana que ha revolucionado la construcción por su aislamiento acústico, su carácter biodegradable y su resistencia al fuego permanente. Además, tiene tal capacidad aislante térmica que disminuirá un 61% la factura energética de los hogares.

Los paneles y ladrillos de HyperIN, que además son fáciles de manejar, tiene bajo coste y se fabrican con paja de arroz sin generar emisiones de C02, se usarán en breve para obras de residencias unifamiliares, centros comerciales y naves industriales en España, Alemania, EEUU, Egipto, Portugal, Colombia y Nigeria.

Su creación fue una casualidad: la ingeniera Ana Blasco trabajaban con la paja del arroz para lograr un material sustituto del poliestireno expandido en las fallas y dieron con este revolucionario material, parecido al hormigón, hecho con paja de arroz y un 15 % de residuos plásticos.

"Supone un cambio de paradigma en el campo de los nuevos materiales. Los paneles y ladrillos HyperIN protegen los edificios gracias a su resistencia al fuego permanente, una propiedad acompañada de un excepcional aislamiento término y acústico, además de una gran resistencia mecánica, lo que le convierte en un producto único en el mercado", asegura a EFE Blasco.

Explica que el material, con patente europea y que ya ha presentado una nueva patente internacional, agrega "innovaciones de primer orden para lograr un material de calidad y sostenibilidad difícil de igualar, por lo que supone una disrupción en el campo de los materiales aislantes e ignífugos".

"Gracias al aislamiento térmico que ofrece HyperIN, la factura energética de los hogares (frío/calor) disminuirá hasta un 61%", resalta Blasco, quien añade que su fácil instalación es "similar al del pladur", lo que supone un importante ahorro en mano de obra porque con un único panel se sustituye el pladur y la lana de roca, "multiplicando sus propiedades".

Gran parte de los componentes para fabricar HyperIN se obtienen de productos reciclados siguiendo los principios de la economía circular, como la paja del arroz -cuya quema está prohibida en la Comunitat Valenciana por su impacto ambiental- y ahora se ha reducido a "cero" el uso de residuos plásticos en su composición.

"El nuevo HyperIN abarca un gran número de aplicaciones y usos como material aislante térmico, acústico e ignífugo en paredes, suelos, muros, componentes de automóviles, puertas o electrodomésticos", apunta la ingeniera, que subraya que su uso es "altamente flexible y enfocado a garantizar la máxima seguridad y aislamiento incluso en situaciones extremas".

La fabricación de este material aislante térmico, acústico e ignífugo "no genera emisiones de CO2" y su huella de carbono es "mínima al abastecerse principalmente de productos procedentes del reciclaje que se obtienen en un área próxima a sus centros de producción".

Blasco asegura que este producto "biodegradable, aislante e ignífugo, fabricado principalmente a partir de materiales reciclables, ha despertado un gran interés en todo el mundo debido a sus sorprendentes propiedades".

Para poder abarcar toda esta demanda, la empresa propietaria de la patente Hyperín está llegando a acuerdos con diferentes socios industriales para franquiciar el producto y acelerar su expansión internacional.

HyperIN ha firmado recientemente un acuerdo de colaboración con la empresa BHS (Barcelona Housing System), socia estratégica en Europa de la mayor constructora china (CNBM), con el objetivo final de implementar el material en todas las viviendas que produzcan desde su planta zamorana de Toro.

La empresa está a la espera de financiación para la realización de un proyecto, junto a la ONG Hola México, de un campo de refugiados en Jalisco para 660 personas con varios módulos de habitaciones y cuartos de baño, cocina y comedor, centro de salud y colegios y cuyos usuarios se van a dedicar a la agricultura.

Además, en Colombia está prevista una promoción de 102 viviendas unifamiliares y un centro comercial a las afueras de Bogotá y en Alemania también se ejecutarán con este nuevo material de construcción otras 500 viviendas.