Industria    Construcción

Un robot albañil que levanta una casa de dos pisos en tres semanas

Este albañil robótico es capaz de colocar con precisión, gracias a sus sensores, un ladrillo cada 15 segundos y para ello no necesita ni morteros ni ladrillos especiales, sino que emplea los materiales de construcción tradicionales. Así, es el robot de la británica Construction Automation

07 OCT. 2020
3 minutos

Con ladrillo y mortero, como hace 3.000 años. Así se construye un edificio. Lo que hace distinta esta vivienda que se levanta en Everingham, una pequeña ciudad del condado de Yorkshire en Reino Unido, es que ha sido construida por un robot. En la campiña británica ya presumen de haber iniciado la “nueva revolución en la construcción”.

Construction Automation, una empresa de ingeniería de la construcción con sede en Pocklington, muy cerca de York,  es la creadora del ABLR (Automated Brick Laying Robot) el robot de construcción con el que esta firma británica asegura que quiere mejorar la calidad y la seguridad en la construcción. ¿Cómo? Aplicando tecnología robótica de última generación para construir un edificio o casa con una mínima intervención y supervisión humana.

Después de cuatro años de investigación, el ABLR comenzó a trabajar el pasado 28 de septiembre. La casa estará terminada, aseguran, en tres semanas. Este albañil robótico es capaz de colocar un ladrillo cada 15 segundos, y no necesita un mortero especial. Cuenta con sensores que se ocupan de medir con precisión cada ladrillo para conseguir que estén perfectamente alineados.

Un constructor se ocupa de dirigir desde una tablet las operaciones del ABLR. Un sofisticado sistema de control de software permite que el robot pueda leer los planos digitalizados y  saber exactamente dónde colocar cada bloque, cada ladrillo y por supuesto el mortero. Eso si, necesita de la colaboración humana. Al menos dos personas para cargar los ladrillos y el mortero en el robot.

El robot trabaja sobre una pista que rodea la casa y un marco de elevación de nueve metros de altura que sustituye al andamio. De esta manera “la máquina puede construir fácilmente a la altura de una casa estándar de dos pisos, por lo que es mucho más seguro que construir de la manera tradicional", señala David Longbottom, director de Construction Automation.

Además, un sistema de control avisa cada vez que se ha superado una etapa y toma fotografías del proceso para poder contar con un registro digital completo.

Construction Automation ya ha obtenido una patente para esta nueva tecnología en los EEUU y están a la espera de conseguir una patente europea y británica.